Saltar al contenido

Cómo Limpiar una Barbacoa de Gas

como limpiar una barbacoa de gas

Si has optado por comprar una barbacoa de gas en vez de una de carbón o leña, seguramente te preguntarás cada cuánto tiempo debes limpiarla.

Por eso, a continuación, te explicaremos todo lo que debes saber para quedar como nueva  tu barbacoa de gas, incluidos algunos trucos y consejos.

La realidad es que no tienes que limpiar una barbacoa de gas muy a menudo. Sin embargo, no estarás exento de realizar esta tarea por lo que te daremos los mejores tips para realizarlo de la forma más sencilla. Entrando en un terreno más específico, la limpieza debe hacerse dos veces al año aproximadamente.

De todas maneras, se aconseja que elabores una limpieza general tras cada uso y así evitar que las piezas se oxiden o se estropeen.

Pero si no sabes cómo limpiar una barbacoa de gas, deberás saber qué instrumentos necesitas para realizarlo. ¡Es más sencillo de lo que piensas!

Materiales Necesarios para limpiar una Barbacoa de Gas

Como habrás podido observar, hay infinidad de sitios web vendiéndote los mejores productos para limpiar una barbacoa de gas, ¡No hagas ni caso!

Con estos productos caseros, tu barbacoa de gas quedará como nueva. ¡Pilla papel y lápiz y ponte manos a la obra!

  • Agua tibia
  • Un poco de jabón
  • Una esponja
  • Guantes (opcional, pero evitarás ensuciarte)
  • Algún producto para limpiar vidrios
  • Algún producto para limpiar acero inoxidable
  • Cepillo metálico

Una vez que sabes los elementos básicos que requerirás para realizar la limpieza de una barbacoa de gas, pasaremos a explicarte los trucos de toda la vida.

Lo primero que tendrás que hacer es quemar el exceso de comida y grasa que haya quedado pegado en la barbacoa. Para lograr esto, enciende la barbacoa a fuego fuerte y mantenerlo por 15 minutos. Luego de que pase el tiempo, apaga la parrilla.

Una vez hecho este procedimiento, limpia las rejillas de la parrilla cuando esté tibia. Después apaga el suministro de gas y usa el cepillo metálico para quitar todos los restos de grasa o alimento.

Si hay restos que se resisten a ser quitados, retira la parrilla y sumérgela en agua con jabón. Acto seguido, utiliza la esponja. Si incluso los restos están mucho más duros, puedes utilizar agua caliente, que ablandará los retos.

Para el área exterior de la parrilla, tendrás que volver a usar la esponja con agua y jabón. Haz de cuenta que te encuentras fregando tus platos, pero luego utiliza un paño seco para remover esta combinación. De esta forma, realizas con éxito una limpieza general de la barbacoa de gas.

Sin embargo, si deseas realizar una limpieza exhaustiva, deberás seguir leyendo. Primero deberás fijarte si tu barbacoa cuenta con algún desperfecto, evaluando si la conexión de gas está en buen estado.

Para realizar ese análisis, tienes que mezclar agua y jabón y expandirlo por una brocha en los tubos de alimentación. Enciende el gas y, en caso de que veas que se forman burbujas de gas, es por la existencia de una fuga. Procede a cambiar la pieza.

Para arrancar con la limpieza profunda de la barbacoa, debes ponerla en marcha al menos 20 minutos. Luego la deberás sumergir en una mezcla de agua y jabón y restregarlo con un cepillo metálico.

Después deberás limpiar los protectores de las hornillas de la misma con una esponja bien remojada en la mezcla anterior.

Continúa con estos pasos en los tubos Venturi (los que salen de las hornillas y modifican la intensidad de la llama), la caja de cocción y luego dale una buena repasada al exterior. Así habrás acabado con la limpieza a fondo de tu barbacoa de gas.

¿Quieres ver por ti mismo cómo se Limpia una BBq de Gas en este Video?